import_contacts

guinama

noticias

¿Qué activos pueden ayudarnos a combatir la astenia primaveral?

La sensación de debilidad, cansancio o fatiga suelen ser comunes en esta época del año. Pues, con la llegada de las buenas temperaturas también se da la astenia primaveral.

La astenia primaveral es un trastorno adaptativo que se produce como consecuencia de la alteración de la producción de endormifinas, serotonina, melatonina, así como de otras sustancias de nuestro sistema nervioso.

Hay que tener presente que nuestro organismo, y reloj biológico, funcionan bajo los estímulos que percibimos del exterior. Por ello, la luz es uno de los elementos más esenciales, de tal forma, que ante el cambio de hora, el individuo se ve influido, pudiendo verse afectado por diferentes alteraciones del organismo, como las explicadas previamente.

Dichas alteraciones conllevan la sensación de decaimiento físico e intelectual. Concretamente, podemos sentir desgana, falta de concentración, apatía, dolor de cabeza, somnolencia e incluso irritabilidad y nerviosismo.

La duración de la astenia primaveral es hasta que el propio organismo se regula, sin embargo, bien es cierto que aquellas personas que padecen alergias y por ello, congestión nasal o problemas respiratorios, pueden verse más afectadas, aumentando así su malestar.

Disfrutar de unos hábitos de vida saludables, así como un horario regular del sueño y fomentar las actividades físicas son algunos de los consejos para contrarrestar los efectos de la astenia primaveral. No obstante, no podemos olvidar la importancia de una dieta equilibrada, rica en verduras, cereales y frutas, sobre todo, para empezar el día.

PLANTA

Desde GUINAMA te proponemos unos activos que te ayudarán a reducir los efectos del polen primaveral:

  • Extracto seco de Gordolobo: Planta con acción expectorante, mucolítica, antitusígena y antiinflamatoria, se indica especialmente para el tratamiento de brotes alérgicos con tos, estornudos e irritación de garganta. Gracias a su alto contenido en  en mucílagos combate la irritación de las vías respiratorias, siendo también eficaz en el tratamiento de la rinoconjuntivitis con obstrucción y secreción nasal. Las dosis habituales para el extracto seco son de 0,5 a 1g hasta tres veces al dia.
formulación magistral

Su contenido en el antialérgico natural, hesperidina, hace de la hoja de romero un estupendo complemento natural para el tratamiento de la rinitis. Y es que, el romero nos puede ayudar a detener cualquier afección respiratoria. De hecho, las inhalaciones de romero son muy beneficiosas para tratar resfriados y gripes, pero también para mitigar los síntomas de la alergia al polen. Las dosis habituales del polvo planta son de 500 a 750mg al día.- No deben tomarlo las embarazadas.

  • Regaliz en polvo y en exto fluído: Tiene propiedades bactericidas, antiinflamatorias y suavizantes de la mucosa respiratoria, y tiene un uso muy extendido como antitusígeno. Muy útil para dolores de garganta, tos y como expectorante. Las dosis habituales del polvo planta son de 500 a 600mg al dia; y del exto fluído es de 15 a 20 gotas al día, con agua o cualquier otro líquido.
  • Helicriso exto. Fluído: Su capacidad antiinflamatoria, bacteriostática, antiespasmódica, y antialérgica hacen de él un estimulante natural de la secreción interna de hidrocortisona muy útil. Además, es eficaz para aliviar los síntomas de la alergia causada por el polen, polvo y ácaros. De la misma forma, que para tratar la conjuntivitis, bronquitis y rinitis alérgica. Lo ideal son de 20 a 30 gotas de la tintura, con un poco de miel, tres veces al día. – Precaución, las tinturas contienen alcohol-

La forma de elaborar estas composiciones es muy sencilla:

En el caso de Extractos secos y polvo planta:

web-20121016-891A8674-_mortero 2

1.- Pesar el producto, y enrasar hasta el volumen de la capsula elegida.  con Capsucel  Habitualmente 0 ó 00.

2.- Mezclar hasta que la composición esté homogénea.

3.- Encapsular siguiendo el PNT adecuado.

Para las tinturas:

  • Pueden tomarse directamente, o mezcladas con jarabes de azúcar, miel o glicerina vegetal.
  • Para el uso directo, envasar en tarro de 50 o 100ml con un tapón chupetero.
  • En la elaboración de jarabes hay que tener en cuenta la dosis de jarabe que se va a tomar el paciente. Si consideramos una dosis total de 1 ml de tintura por toma, y que esa concentración va a estar en una cucharita de 5ml, tenemos que poner 25ml de tintura por cada 100ml de jarabe o glicerina.
  • Muy importante tener en cuenta que trabajamos en volúmenes, y no en peso. El peso de la tintura es muy inferior al peso del jarabe y de la glicerina, y el paciente se dosificará en volumen.
  • También es importante indicar que la fórmula contendrá alcohol.
Formulación magistral
Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x