import_contacts

guinama

noticias

¿Cómo utilizo adecuadamente una crema transdermal? Aplicaciones y Ventajas

Su capacidad para perfundir el activo a través de la piel, y llegar a músculo o incluso a vía sistémica, hace que sea una herramienta importante para el tratamiento de enfermedades y dolencias.

La crema transdermal no es apta para todos los principios activos, no tiene sentido usar aquellos que tengan acción a nivel tópico como queratolíticos, despigmentantes, hidratantes, etc.., tampoco para aquellos cuyo peso molecular sea muy elevado, más de 400 daltons.

Una crema transdermal es un poco diferente a una crema normal y es sin duda la vía ideal  para el tratamiento de enfermedades y dolencias que hasta ahora tenían vetada la vía tópica.

Los activos cuyo uso está recomendado en este tipo de cremas, son aquellos que ejercen su acción a nivel muscular y vía sistémica. Especialmente indicado para aquellos que tengan una semivida muy baja, sufran un efecto de primer paso hepático muy elevado, o no puedan ser tomados vía oral o inyectados por cualquier motivo.

Los activos de elección serían:

  • Anestésicos: Ketamina,  Lidocaina Base, Prilocaina, Tetracaina.
  • Antieméticos: Dexametasona, Dimenhidrinato, Proclorperazina, Prometazina, Escopolamina.
  • Relajantes musculares: Baclofeno, Buspirona, Ciclobenzaprida.
  • Dolor neuropatico: Amitriptilina, Capsaicina, Clonidina (retirada), Gabapentina, Fenitoina.
  • AINE’s: Diclofenaco, Ibuprofeno, Indometacina, Ketoprofeno, meloxicam, piroxicam.
  • Analgesicos sistémicos: Paracetamol, Hidromorfona, Sulfato de morfina.
  • Hormonas: Progesterona, Testosterona, Estriol, Estradiol, Estrona.
  • Bloqueadores del canales de calcio: Nifedipino, Diltiazem, Nitroglicerina.

Las cremas de tipo PLO son más recomendables para los activos solubles en aceites, por otro lado  las de tipo PEN potencian la penetración de los activos hidrófilos, tanto como los lipófilos, por lo que son de elección más segura. Además el tacto y la extensibilidad son ligeramente diferentes.

Aplicación de las cremas transdermales

La forma de aplicar la crema también varía sensiblemente y es necesaria una indicación personalizada para cada paciente.

En primer lugar, la dosificación es mucho más importante que en las cremas habituales, siendo necesarias bombas dosificadoras que suministren una cantidad lo más exacta posible. Debemos tener en cuenta a la hora de elegir la bomba dosificadora que deben ser adecuadas para la viscosidad de la crema que vayamos  a utilizar.

En segundo lugar, estas cremas son más densas, espesas y poco extensibles, y para aplicarla no hay que frotar hasta que se absorba por completo. Pasos a seguir:

  1. Aplicar
  2. Extender hasta que la crema se vuelva transparente
  3. Dejar que se absorba
  4. Una aplicación transdermal puede proporcionar de 12 a 24 horas de administración, según el activo

Las cremas transdermales contienen potenciadores de la penetración que trabajan por disrupción de la capa de lípidos habitual de la piel, por tanto, necesitan de una aplicación y de un tiempo para la perfusión, ya que su modo de actuar es similar a los parches transdermales, pero con la comodidad de aplicación de una crema.

En Laboratorios GUINAMA, somos expertos en formulación para aplicación transdermal, y disponemos de los activos y de las bases que marcarán la diferencia en tu formulación transdermal.

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x