import_contacts

guinama

noticias

Entrevista con Antonio Ortega, responsable de Formulación Magistral de GUINAMA

Hoy charlamos con un gran profesional, buen compañero y mejor persona. Pero, claro, qué íbamos a decir nosotros de Antonio Ortega. Responsable del Departamento de Formulación Magistral de Laboratorios GUINAMA, Antonio Ortega es uno de los grandes profesionales que conforman nuestro equipo. Por ello hoy conversamos con él, sobre el sector, sobre formulación y sobre quién es.

Queremos acercar a uno de nuestros mejores profesionales a nuestros lectores. Por ello, la primera pregunta es sobre ti. ¿Quién es Antonio Ortega?

Muchísimas gracias por el halago, pero no me describo como mejor que otros profesionales.  Mis conocimientos son fruto de larguísimas jornadas de trabajo, estudio, esfuerzo y sobre todo sacrificio.

Tengo unos orígenes muy humildes. Mi madre es trabajadora del hogar y mi padre operario de la madera, afectado por un ERE desde hace años. De ellos aprendí el valor de las cosas y la disciplina en el trabajo.

Tuve mucha suerte al compartir mi vida con Maite, novia de toda la vida, y mi mujer desde hace cinco años, que me apoya siempre en mi trabajo y en mis ausencias, pues la formación es parte fundamental en la vida de un especialista, y eso obliga a estar temporadas fuera de casa. Ella me ha dado también las dos mayores alegrías de mi vida, mis dos peques, Guillem y Paula.

TONI_PAPÁOtra parte importante de mi aprendizaje se lo debo a Fernando Barrachina y a su querida esposa Mariví, así como  al grupo de compañeros que conformábamos el equipo de su farmacia. De ellos aprendí el oficio de farmacéutico, y me inculcaron el gusto por la formulación y la ayuda al prójimo. Con ellos pasé los mejores, pero también los peores días de mi vida. Y es que, a las tensiones y el estrés habituales, había que sumar que los trabajadores de la salud nos llevamos a casa parte de la enfermedad de la gente a la que tratamos, y eso, algunas veces, es una carga difícil de soportar.

Estudiaste farmacia, ¿la decisión fue por vocación?

Hay gente que diría que sí, que siempre quiso ser farmacéutico, porque su padre era farmacéutico, su abuelo, su tatarabuelo, etc... pero ese no es mi caso. Llegué a farmacia de rebote, me faltaban 4 decimas para el 7,94 que exigían en medicina, y entré en farmacia como segunda opción. Sin embargo, me gustó. Tocaba la parte justa de medicina, la parte justa de química, la parte justa de física, y una parte muy importante de la terapia actual, el medicamento.

Desde un primer momento presté más interés por la farmacia industrial que por la de la oficina de farmacia. De hecho, en mis optativas no faltaban la síntesis industrial de fármacos, el marketing farmacéutico o las plantas medicinales. Eso me preparó para lo que en los siguientes 14 años sería mi empleo, la formulación magistral.

Actualmente eres el responsable del departamento de Formulación Magistral de GUINAMA. ¿Qué funciones principales implica tu trabajo?

Soy el nexo de unión entre la farmacia formulista y la industria. Aunque suelen ir bastante ligados, sus caminos no siempre van en la misma dirección. Las necesidades del farmacéutico formulista, y los objetivos de la industria están en ocasiones alejados.

Mi función principal, es coordinar las decisiones de la empresa, con las necesidades de la farmacia formulista. Eso incluye desde la incorporación de algunos APIS específicos, a la elaboración de cursos de formación, del establecimiento de un apartado de solución de consultas a farmacias sin ningún tipo de coste, a restringir la compra de excipientes y activos a una calidad determinada, siempre en pro de una formulación magistral más segura y de mayor calidad.

Quiero aprovechar para agradecer a GUINAMA el apoyo que me han mostrado. Me han abierto las puertas a un nuevo futuro, como si fuera miembro de su familia. La dirección de un nuevo departamento es un nuevo reto para mí, sé que el camino no será fácil, y que estará lleno de altibajos, pero que con confianza, esfuerzo y trabajo duro llevaremos a la formulación española a un nuevo nivel, un nivel de ABSOLUTA CALIDAD.

Además de Responsable de Formulación Magistral de Laboratorios GUINAMA tienes una amplia experiencia como farmacéutico. ¿Fue durante esa época cuando te enamoraste de la formulación?

Sin título-2Como he dicho antes, tuve la suerte de formarme con un farmacéutico de amplísima experiencia en el campo de la formulación, y tuvimos claro que la formulación debía cubrir las necesidades de la población que quedan descuidadas por la industria farmacéutica.

Empezamos a elaborar fórmulas magistrales para pacientes con enfermedades raras, autistas y pacientes desamparados del sistema de salud. Fue una época muy dura, pero también muy bonita, sobre todo por el agradecimiento de los padres al ver que podían conseguir la medicación que su hijo necesitaba sin esos excipientes que tan mal le sentaban, o que podías prepararle una medicación que estaba en desabastecimiento, evitando recaídas que podían dar al traste con meses y meses de tratamiento. Recibir la foto de primera comunión de un paciente, un video de cómo ha empezado a tocar el piano, o una felicitación  navideña me hizo sentir que el trabajo que estaba desarrollando iba más allá de la elaboración de cápsulas o supositorios, más allá del dinero o el reconocimiento, sentía que estaba ayudando a la gente a tener una vida mejor.

Sabemos que tienes grandes conocimientos y que estás actualizándolos constantemente para las formaciones que impartes de Laboratorios GUINAMA. Pero, cuéntanos, ¿cuál es la rama de la formulación que más te motiva?

Es una pregunta difícil, pero te diría que soy un apasionado por las novedades. Cuando hay alguna evolución de algún excipiente, cuando hay una molécula que mejora la efectividad o disminuye los efectos adversos, veo la necesidad de saber por qué.

No es tan importante la forma farmacéutica, sino que esté perfectamente adaptada al principio activo, potenciándolo, protegiéndolo, modificando su liberación…Es imprescindible que el farmacéutico formulista entienda la importancia de un excipiente, y que sus características permiten el correcto funcionamiento de la molécula, ya que una mala elección del mismo, o una mala elaboración dan al traste con el tratamiento, y además menoscaba la opinión del paciente por la formulación magistral.

En España nos encontramos con un Formulario Nacional básico, que no evoluciona, que no incorpora nuevas formulaciones ni activos. Y son los principios activos los que nos aportan un avance en el tratamiento de las diferentes patologías. Por lo cual, es importante que la formulación magistral se adapte y evolucione en la vehiculización de esos principios activos.

Laboratorios_GUINAMA_hefame_formulación_magistral_17

Como comentábamos antes, impartes la mayoría de los cursos de formación de GUINAMA. ¿Qué es lo que más te gusta de ellos?

Me gusta sobre todo la complicidad de los alumnos. Cuando doy un curso no cuento las cosas que me han salido bien, para eso están los libros, cuento mis errores, mis fallos, y lo que aprendí de ellos, porque creo que se aprende mucho más de un error que de un éxito, y en la cara de los asistentes veo el reflejo de mis comentarios.

Me gusta también compartir experiencias, porque el aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información, y google tiene mucha más que yo. Quiero que la gente que asiste a mis cursos aprenda de mi experiencia, y que comparta la suya, porque ese es el único camino que tiene la formulación magistral de prosperar y afianzarse en el futuro de la sanidad pública.

Además, me gusta enfocar los cursos a conocimientos prácticos. Por eso, siempre enseño recetas con fórmulas actuales, con elaboraciones actuales, muestro cómo se usan los nuevos aparatos destinados a la formulación, les doy el precio... Es decir, intento facilitar absolutamente todo, porque el principal enemigo del farmacéutico formulista es el desconocimiento, y ese desconocimiento lleva al miedo, y ese miedo fuerza al farmacéutico a dejar de formular.

Gracias a estos cursos y al contacto directo que tienes con muchos de los clientes tienes un conocimiento profundo de la situación del sector de la formulación. ¿Cuál es tu visión sobre él?

Creo que la formulación magistral tiene un pasado, muy nostálgico, en el que el farmacéutico elaboraba la formula de un manuscrito de papiro, con un mortero de ágata, y a la luz de un candil de petróleo. Era la época del hágase según arte.

Toni_LaboratorioEsa época ha pasado ya, estamos en la era de la información y la biotecnología, de las App's, la terapia génica y  la especialización. Ese es el futuro de la fórmula magistral, encontrar el nicho donde la industria no puede, o no quiere entrar, y explotarlo.

Pero para ello debe avanzar a la misma velocidad a la que lo hace la medicina y la sociedad, incorporando todas las novedades que ofrece la industria, no anclándose en el pasado. Aprovechar el potencial de los distribuidores, los colegios de farmacéuticos y las asociaciones de formulistas, e invertir el dinero y esfuerzo en hacer progresar la farmacia formulista.

Debemos pasar de la fórmula magistral, tomando las palabras de mi compañero de profesión Edgar Abarca, al medicamento individualizado en la farmacoterapia del futuro.

Tu pasión por la profesión es innegable. Desde tu perspectiva vocacional y profesional, ¿cuáles crees que son las principales ventajas que presenta la formulación magistral?

Con una sola palabra, personalización. La formulación magistral, bien llevada a cabo, permite la dosificación y adecuación exacta del tratamiento para cada paciente.

Sé muy bien lo que digo, durante los años en que elaboré formulación para niños autistas pude ver la diferencia entre los que tomaban los suplementos y medicaciones disponibles en el mercado (por supuesto más económicas que la elaboración magistral) a los que tomaban el medicamento adecuado a su peso, edad y estado de la enfermedad. Las diferencias eran abismales, el progreso de los pacientes que tomaban la medicación personalizada no tenia comparación. Menos efectos adversos, menos interacciones con excipientes, menor cantidad de pastillas por toma, adecuación de la dosis cuando no podían ingerir pastillas, etc... Las ventajas son muchísimas, demasiadas para enumerarlas sin resultar repetitivo, pero hay un problema, y es la necesidad de estudio, formación y conocimiento exacto de las necesidades del paciente.

Esto es un esfuerzo enorme por parte del farmacéutico, porque, el médico cobra por su consulta, por su tiempo, por sus conocimientos, pero al farmacéutico, que a veces ha de invertir igual o mayor cantidad de tiempo solo se lo valora por el medicamento que ha preparado, es decir, solo por su mano de obra. Este es un punto, en el que hemos de incidir tanto los farmacéuticos, como las asociaciones y los colegios. Hemos de hacer valer nuestros conocimientos.

Bien es cierto que muchas farmacias siguen siendo reticentes a la elaboración de fórmulas magistrales. ¿Qué les dirías para que comenzarán en la formulación?

Que vengan a alguno de mis cursos, son gratuitos, hago prácticamente 1 al mes por toda la geografía española. En ellos trato de contagiar mi pasión por la formulación, y les enseño la poca inversión que han de hacer para comenzar a formular.

Tal y como hablábamos antes, es indiscutible que la formulación ayuda a muchos pacientes. ¿Qué tipo de pacientes crees que son más susceptibles de encontrar buena repuesta con la formulación magistral?

Todos somos diferentes, un mismo medicamento puede tener mayor o menor efecto según la persona, hay pacientes intolerantes, alérgicos a algún excipiente, en pediatría, en geriatría, la formulación es adaptación. El paciente que no encuentra un medicamento que se adapte a sus necesidades, ahí es donde la formulación magistral tiene su razón de existir.

Por último, queremos saber la perspectiva de futuro que intuyes para la formulación magistral.

Laboratorios_GUINAMA_formulación_04Le pronostico un muy buen futuro a la formulación magistral siempre que sepa adaptarse a las necesidades de la sociedad. Ninguna especialización, por buena que pudiera parecer en su momento, sobrevive si no es capaz de adaptarse a las necesidades de la gente.

Los formulistas debemos dejar de mirarnos el ombligo, dejar de desconfiar y de guardarle celos al compañero, porque estamos todos en el mismo barco. La formulación ha de avanzar al unisono. Exigir al gobierno pertinente que refleje los avances en medicina a nivel de la formulación magistral, que nos permita innovar y avanzar en nuestro campo, del que somos los mayores expertos.

Tenemos que hacer fuerza, como particulares, en asociaciones, y desde los colegios. Demostrar lo que desde hace años venimos haciendo con nuestra profesionalidad y entrega,que la medicación individualiza es el futuro de la sanidad.

 

 

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x