import_contacts

guinama

noticias

Gel repelente de mosquitos: aprende a elaborarlo

Aunque parece que le ha costado, ha llegado el verano, el calor y, como no, los mosquitos. En este artículo te explicaremos por qué se producen las picaduras de mosquito y te proponemos un gel repelente para evitarlas.

Actualmente, en muchas zonas de España, sufrimos el ataque del mosquito tigre, por eso, desde Laboratorios GUINAMA, te enseñamos cómo hacer un gel de aceites esenciales con efecto repelente frente a este y otros insectos.

Pero antes, un poco de información de por qué nos pican estos insectos, y cómo funciona nuestro gel.

¿Por qué pican los mosquitos?

Los mosquitos se alimentan del néctar de las flores. En cambio, las hembras son las que buscan la sangre humana o la de otros animales, porque necesita de las proteínas y otros compuestos químicos que esta contiene para madurar y aportar hierro a sus huevos, e iniciar así, su ciclo reproductivo.

El motivo por el que pican más a unas personas que otras, no está del todo definido, pero tiene que ver con la cantidad de dióxido de carbono que exhalamos.

Los mosquitos tienen un sensor especial que les permite oler el dióxido de carbono que emiten los humanos y animales. Por tanto, busca a aquellas personas que exhalan mayor cantidad de CO2.

¿Sus picaduras tienen veneno?

Al contrario que las abejas, avispas y otros insectos, los mosquitos no tienen veneno, ya que su picadura no es un sistema de defensa, sino que forma parte de su ciclo reproductivo.

Lo que sí inyectan son sustancias anticoagulantes, lo que provoca que nuestro cuerpo libere histamina, una sustancia implicada en las respuestas del sistema inmunitario.Por lo que, el hecho que la picadura de un mosquito nos produzca picor, no es porque nos haya insertado veneno, sino por la respuesta de nuestro cuerpo ante las sustancias anticoagulantes.

A través de estas sustancias se pueden producir infecciones por el pinchazo, o el paso de algunas enfermedades infecciosas tan importantes como la malaria, el dengue o las fiebres del Nilo. No obstante, la mayoría de estas enfermedades son características de un tipo en concreto de mosquito, endémicos de zonas concretas del planeta.

Únicamente la zona de Levante es endémica del mosquito Anopheles, portador de la malaria, pero por la acción del hombre, y el uso de insecticidas, la malaria está prácticamente erradicada en España.

Cómo distinguimos una picadura normal de una peligrosa

Lo más habitual tras la picadura de un mosquito, es que se nos forme un habón, inflamación, picor e hipertermia en la zona. Para paliar los picores, podemos aplicarnos amoniaco diluido, (puedes encontrar en nuestro blog la fórmula magistral del roll-on post picaduras de insectos), aplicar hielo en la zona o simplemente, ignorarlo.

Hay ciertos casos en los que la picadura puede ser muy problemática:

- Alergia a la picadura: Puede tratarse de una picadura normal, pero a la que nuestro sistema inmune reacciona de forma exagerada. Los síntomas más habituales son:

  • Enrojecimiento o sarpullidos en otros puntos del cuerpo diferentes de la zona de la picadura.
  • Hinchazón en labios, lengua, rostro.
  • Dificultad al tragar.
  • Sensación de mareo, debilidad o desmayo.

En estos casos, es muy importante estar alerta y acudir a urgencias de forma inmediata, ya que si se cierran las vías respiratorias, el resultado puede ser mortal. Es muy importante que las personas que hayan tenido alguna reacción alérgica de este tipo lleven consigo inyectables de adrenalina, e informen a sus acompañantes de este riesgo.

- Celulitis infecciosa: La zona enrojecida de la picadura se extiende, se endurece, y se calienta mucho. Aquí se ha producido una infección, y es importante estar alerta por si aparece fiebre, vómitos u otros síntomas, y acudir al médico lo antes posible, ya que puede llegar a producirse necrosis en la zona. Además es muy probable que nos queden señales de esta picadura durante años.

Remedios más habituales para la picadura de mosquito

Para aliviar los efectos de la picadura del mosquito, te proponemos algunos remedios:

  • Aplicar frío en la zona durante unos minutos.
  • Uso de amoniaco diluido, como por ejemplo, los famosos sticks de after bite.
  • Pomadas y cremas de antihistamínicos tópicos.
  • Antihistamínicos orales.
  • En los casos más graves corticoides tópicos, aunque este último caso suele ser por prescripción médica.

Es muy importante no auto medicarse y acudir al médico o a la farmacia para que nos indiquen cuál es el mejor tratamiento para nuestro caso.

Para evitar que los mosquitos, o mejor dicho, las mosquitas, nos piquen, desde Laboratorios GUINAMA te proponemos un gel repelente.

Propiedades del Gel Repelente

El gel repelente que te proponemos está hecho a base de aceites como el aceite de ricino y de malaleuca, también conocido como aceite de árbol de té. Estos aceites son antisépticos y antibacterianos.

Además, los aceites esenciales de lemongrass y de eucaliptus, nos proporcionaran un agradable olor, pero los mosquitos no querrán ni acercarse.

Como está realizado a base de ingredientes naturales, es inocuo, por lo que se puede utilizar en bebés de 3 meses.

Modo de empleo

Aplicar la cantidad equivalente a un garbanzo entre los tobillos y muñecas. En estas zonas, el flujo de sangre es más cercano a la piel, y el calor incrementa la volatilidad de los aceites. Esto activa el efecto repelente del gel. El efecto dura de 3 a 4 horas, por lo que será necesario aplicar el gel cada cierto tiempo.

DESCARGA AQUÍ la FICHA TÉCNICA y elabora fácilmente este gel repelente de mosquitos.

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x