import_contacts

guinama

noticias

Pasión farmcaéutica: Hablamos con la conocida Boticaria García

El blog Boticaria García vió la luz en 2014 y, desde entonces, se ha convertido en uno de los más influyentes y valorados dentro del sector. Hoy hablamos con su entusiasta creadora Marían García.

Tu blog ha supuesto una revolución en muchos sentidos, entre ellos, en el sector farmacéutico. Pues, en la mayoría de los casos aún no se había “digitalizado”. Por ello, desde que empezaste tu andadura, ¿crees que el sector farmacéutico ha avanzado en el territorio online?

Cuando comencé a escribir el blog en el año 2014 realmente éramos cuatro gatos los farmacéuticos que teníamos un blog. Afortunadamente desde todos los ámbitos (colegios profesionales, industria, distribución, prensa especializada, etc.) se ha apostado por la digitalización del sector y esto ha ayudado a que muchos más compañeros se animen a dar el paso. A pesar de todo, creo que seguimos siendo muy pocos y un poco “quijotes” los farmacéuticos que tenemos blog...

El éxito que has logrado en el territorio online es indiscutible. ¿cuáles son los aspectos positivos de ese éxito que se trasladan a tu día a día como profesional de la farmacia?

No tengo ninguna duda de que para mis pacientes soy mejor farmacéutica desde que tengo el blog. El blog me obliga a actualizarme con una media de dos o tres posts semanales que preparo en profundidad. Tengo más información para dar mejor consejo farmacéutico.

Además, ahora tengo un mayor conocimiento sobre fuentes de calidad y recursos útiles para el paciente (como aplicaciones móviles o incluso videojuegos de salud para niños) que en general agradecen bastante.

¿Cuáles son los temas de salud que más disfrutas tratando en el blog o, sobre los que más feedback recibes por parte de los usuarios?

Los que más disfruto son aquellos en los que “destripo” los mitos sobre los súperalimentos. Como cada dos meses tenemos un súperalimento nuevo en el mercado, no me falta entretenimiento.

Pero si hay una sección que triunfa es la dedicada a los más pequeños, llamada Pequebotica.  Los padres primerizos siempre están ávidos de información. Por este motivo decidí escribir un libro que se ha publicado hace unos meses (El Moco Radiactivo) dedicado a los padres primerizos y a sus dudas más frecuentes. ¡En tono de humor, siempre!

Como farmacéutica, ¿qué elementos crees que son esenciales para resultar útil a los usuarios y en qué crees que falla, en este sentido, la industria farmacéutica?

Lo más útil para el usuario, en mi opinión, es recibir un consejo de calidad. Los farmacéuticos somos profesionales sanitarios bien preparados pero necesitamos actualizarnos constantemente y en este sentido la industria tiene mucho que decir. Su apoyo en la formación es fundamental. Eso sí, una formación de calidad, rigurosa y no sesgada.

Es evidente que hay muchos usuarios que conectan contigo. ¿Qué crees que genera ese vínculo entre tus lectores y/o seguidores y tú?

Por un lado, siempre hablo explicando las cosas con peras y manzanas. A muchos profesionales sanitarios les cuesta “bajar al barro” y se parapetan detrás de un vocabulario que el paciente desconoce. Para mí la prioridad es que la gente entienda lo que digo y no se quede con dudas. Por otro lado, me gusta escribir desde el sentido del humor. Ya sea hablando de hongos en los pies o de gazpachos de sandía. Se puede hacer humor con la salud y el paciente lo agradece.

Vivimos en una época convulsa en todos los aspectos de la sociedad. ¿Cuáles crees que son los cambios que nos esperan en el sector farmacéutico?

Uno de los mayores cambios que ha experimentado la farmacia en los últimos años ha sido en el sector de parafarmacia, debido a la venta online. La competencia ha pasado de ser feroz a ser directamente intratable en el caso de algunas categorías. La adaptación a este cambio es algo que tenemos aún por resolver.

Pero no todos los cambios son necesariamente negativos: el proyecto de la receta electrónica interoperable es algo que nos brinda Internet y que sin duda llevamos esperando en España desde siempre.

En tu blog encontramos multitud de información sobre productos y medicamentos. Pero, aunque vivimos en la era con mayor acceso a la información, ¿crees que aún así el paciente encuentra trabas en encontrar información veraz sobre los tratamientos?

Tenemos mayor acceso a la información pero no siempre es fácil encontrar información sobre salud de forma rigurosa. Más que información, tenemos infoxicación. Yo echo en falta formación dirigida al paciente sobre fuentes de información de calidad. ¿No ofrezco ya talleres sobre hábitos alimentarios o hábitos de fotoprotección? Yo actualmente imparto algunos talleres sobre este tema y tienen muy buena acogida.

Como sabes, Laboratorios GUINAMA se orienta a la formulación magistral. ¿Cómo crees que ayuda esta al paciente?

La formulación magistral es uno de los territorios exclusivos del farmacéutico que debemos tratar con mimo. La ayuda para el paciente es fundamental. Hoy mismo he preparado una fórmula magistral en dosis pediátrica porque la especialidad farmacéutica solo se comercializa en dosis de adulto. Lo mejor sería preguntarle a ese niño y a sus padres en qué les ha ayudado la fórmula… Su respuesta nos lo diría todo.

Actualmente, existen multitud de medicamentos, tratamientos y marcas. ¿Cómo percibes que avanzará la formulación magistral en el futuro?

A pesar de ello creo que la formulación magistral seguirá siendo imprescindible en muchos casos (sobre todo en derma o en formulaciones pediátricas). Por tanto, creo que es responsabilidad del farmacéutico continuar formándose en esta materia. Incluso aquellos farmacéuticos que tienen la formulación contratada a terceros deberían seguir actualizándose porque forma parte de nuestra profesión.

Sabemos que realizas muchas recomendaciones, sobre todo para las mamas que consultan la Pequebotica. ¿Nunca has pensado en realizar tus propios productos a través de la formulación magistral?

Claro que lo he pensado… ¡y además me lo han pedido muchas veces! Pero aunque mucha gente no se lo crea, mis días también tienen 24 horas. Ahora mismo estoy inmersa en un montón de proyectos que me absorben y me apasionan (divulgación en los medios de comunicación, docencia en la Universidad Isabel I, “El Moco Radiactivo” que sigue dando guerra…) y no tengo tiempo para mucho más. Pero en un futuro no lo descarto, en absoluto.

 

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x