import_contacts

guinama

noticias

Formulando champú antipiojos

Uno de los problemas más comunes de la primavera, sobre todo, en los más pequeños de la casa, son los temidos piojos. Estos diminutos insectos parasitarios sin alas, viven entre el cabello de los seres humanos, alimentándose de pequeñas cantidades de sangre del curo cabelludo. De carácter altamente contagioso, son muy molestos y en ocasiones, difíciles de eliminar.

No obstante, hay que señalar que no son peligrosos. Es decir, pese a la molestia o frustración que causan en quienes los padecen, los piojos no transmiten ninguna enfermedad, aunque puedan producir picor e irritación, así como infecciones por el rascado persistente. Por ello, es esencial que sean tratados en cuanto se detecten, para evitar el contagio.

¿Cuáles son los signos para detectar los piojos en los niños?

Los piojos pueden verse a simple vista, pese a su tamaño. Por lo que debemos buscar en el cabello:

  • Huevos de piojo (denominados “liendres”).
  • Piojos adultos y ninfas (piojos inmaduros).
  • Pequeños bultitos rojos o llagas provocadas por el rascado.

Para detectar los piojos o liendres, se recomienda separar el cabello en pequeñas secciones, inspeccionando con un peine de púas finas (o lindrera), tanto el cuero cabelludo, como las zonas de detrás de las orejas y cerca de la nuca, pues es muy poco habitual encontrar piojos en las cejas o pestañas.

¿Cómo elaborar una fórmula magistral anti piojos?

Desde Laboratorios GUINAMA os proporcionamos una fórmula de champú anti piojos con permetrina (insecticida aprobado por la OMS, totalmente seguro para su uso en niños y adultos)  y aceite de árbol de té.

ra el tratamiento antiparásito disponemos de dos presentaciones. Por un lado, el champú habitual, y por otro, la novedosa base espuma, que permite una aplicación más cómoda para los cabellos largos.

Champú-formula-Laboratorios-GUINAMA

Modus Operandi:

  1. Pesar la permetrina, el aceite de melaleuca y el perfume, e incorporarlos al PEG 40 aceite de ricino.
  2. Añadir la base espuma GUINAMA a la solución anterior, y agitar sin formar espuma hasta la total incorporación de los activos.
  3. Revisar el pH de la fórmula y ajustarlo con trietanolamina hasta 5,5 si es necesario.
  4. Envasar en un frasco espumero.

Elementos de seguridad personal: Guantes, mascarilla, bata. Utillaje utilizado: Balanza, Espátula, Vaso de precipitados, paleta agitadora, agitador magnético.

Champú-fórmula-B-Laboratorios-GUINAMA

Modus Operandi:

  1. Pesar la permetrina, el aceite de melaleuca y el perfume, e incorporarlos al PEG 40 aceite de ricino.
  2. Añadir la base champu B GUINAMA a la solución anterior, y agitar sin formar espuma hasta la total incorporación de los activos. Es mejor calentar ligeramente (40ºC max) para evitar la formación de espuma.
  3. Revisar el pH de la fórmula y ajustarlo con trietanolamina hasta 5,5 si es necesario.
  4. Envasar en un frasco de 125ml.

Elementos de seguridad personal: Guantes, mascarilla, bata. Utillaje utilizado: Balanza, Espátula, Vaso de precipitados, paleta agitadora, agitador magnético.

¿Cuál es el modo de empleo?

1.- En caso de tener cortes o rasguños en las manos es esencial utilizar guantes de látex para la aplicación del producto.

2.- Para no derramar loción sobre los ojos, se recomienda colocar una toalla sobre el rostro.

3.- Aplicar la espuma sobre el cabello seco.

4.-  Esparcir bien el producto desde las raíces hasta las puntas, masajeando desde el cuero cabelludo hasta las puntas para que quede todo bien impregnado. Es esencial prestar una especial atención al nacimiento del cabello en la parte de atrás de la cabeza y detrás de las orejas.

5.- Dejar actuar la espuma durante 10-15 minutos, usando el gorro de ducha que incluye el estuche.

6.- Aclarar con abundante agua y usar el champú de permetrina 1,5%, dejando actuar un máximo de 15 minutos.

7.- Lavar el cabello con el champú habitual y aclarar el cabello con agua, preferiblemente fría.

8.- Antes de que el cabello se seque, pasar el peine o lendrera desde la raíz, separando el cabello por mechones. En este proceso es importante separar el cabello de forma sistematizada para no dejar ninguna zona sin inspeccionar.

9.- Dejar que el cabello se seque al aire o con una toalla, evitando utilizar el secador, pues el calor puede alterar el pediculicida.

10.- Repetir el tratamiento durante los nueve días siguientes.

11- Pasados los diez días, es recomendable seguir pasando la lendrera cada uno o dos días. Recordando que esta es más eficaz con el cabello húmedo. Existen bálsamos acondicionadores que facilitan el paso del peine, de manera que ralentizan los movimientos del piojo, lo que puede ayudar a desprender las liendres del cabello. Hay que tener en cuenta que no son repelentes ni tienen actividad insecticida, sino que ayudan únicamente al desprendimiento de las liendres.

12.- En caso de utilizar el pediculicida es importante no emplear vinagre.

13.- Cambiar la ropa tras el paso de la lendrera y lavar con agua muy caliente las prendas y ropa de cama.

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x