import_contacts

guinama

noticias

Aceite de Argán o también conocido como oro líquido

El Aceite de Argán es uno de los productos más utilizados y reclamados en cosmética y formulación magistral,por sus múltiples propiedades y usos.

El origen del aceite de Argán se encuentra en Marruecos, donde se elabora mediante un proceso de secado de los frutos del árbol de Argán (también conocido como Argania spinosa). Tras su exposición al sol, se extrae la semilla y se prensa en frío. Utilizado a lo largo de la historia, parte de su éxito se debe a su riqueza natural en ácidos grasos esenciales y antioxidantes como los tocoferoles.

Como comentábamos anteriormente, se recomienda su uso para todo tipo de pieles, ya sean acneicas, grasas o secas. Ello se debe a que el Aceite de Argán posee una triple acción, pues nutre, hidrata y también colabora a la regeneración por sus propiedades revitalizantes y antisépticas.

En Laboratorios GUINAMA recomendamos el uso del Aceite de Argán, ya sea, directamente o mediante la formulación magistral. Y es que, sus propiedades nos aseguran beneficios visibles, no solo para la piel, sino también para el cabello, las uñas e incluso las pestañas.

En la piel, el Aceite de Argán puede ser utilizado para diferentes fines. Curar quemaduras provocadas por el sol, aportar brillo e hidratación, oxigenación de la piel, reestructurar la capa hidroipídica cutánea e incluso, ayudar a frenar el efecto degenerativo de la misma. También ayuda a la psoriasis u otras enfermedades dermatológicas.

No obstante, su uso en el cabello también es recomendado, permitiendo su fortalecimiento y rehidratando zonas dañadas como pueden ser las puntas. Además, independientemente de la creencia popular, el aceite de Argán puede utilizarse con todo tipo de cabellos, cambiando el uso o la cantidad en función del grosor o cantidad del cabello.

Este uso para el cabello, es gracias a la Vitamina E que contiene el Aceite de Argán y sus propiedades para el cabello hacen que, actualmente, sea también muy utilizado en los tratamientos para alargar o fortalecer las pestañas.

Por último, no queremos olvidar sus propiedades para las uñas. Tal vez, uno de sus usos menos populares. Sin embargo, también es muy útil para aquellas personas que deseen fortalecerlas, evitando así su rotura o la de las cutículas.

En definitiva, el Aceite de Argán es un componente potente para multitud de tratamientos y sobre todo en esta época del año, ya que la exposición solar y los cambios de temperatura nos afectan al organismo. ¿Queréis saber más sobre él? ¡No dudéis en preguntar a nuestro equipo de Laboratorios GUINAMA, estaremos encantados de ayudaros!

 

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x