import_contacts

guinama

noticias

Radiación Ultravioleta, ¿cómo nos afecta?

Hoy, 13 de junio, celebramos el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de piel. Este es uno de los cánceres más fácilmente evitables. Es vital tomar precauciones contra la exposición al sol, ya que es el principal factor de riesgo.

Como bien sabes, los protectores solares son agentes que nos ayudan a prevenir que los rayos ultavioletas o UV penetren en nuestra piel. Podemos diferenciar dos tipos de radiaciones ultravioletas:

  • Rayos UVA (95% de la Radiación Ultravioleta): estos son los que penetran más profundamente en la piel provocando radicales libres, y por ello, se asocian al fotoenvejecimiento, arrugas, manchas y pérdida de elasticidad. No provocan enrojecimiento en la piel, por lo que no es perceptible el daño real que nos hacen.
  • Rayos UVB (5% de la Radiación Ultravioleta): estos otros, son los principales causantes del bronceado y con ello, del enrojecimiento cutáneo y las quemaduras solares. Llegan más rápidamente hasta el ADN y suelen estar más implicados en el cáncer de piel.

Además de los famosos UVA y UVB, es muy común escuchar hablar del FPS. ¿Qué significan estas siglas?

Factor de Protección Solar, es la forma de nombrar a la medida de capacidad que tiene un bloqueador solar para evitar daños en la piel causados por los Rayos UVB. En principio un crema solar con FPS 15 o superior, ya actúa contra estos rayos.

Dicho de otra forma, si nos exponemos al sol sin protección solar y nuestra piel se empieza a dañar a los 10 minutos, con un FPS 15 retrasamos ese daño unas 15 veces más. Por ello es de vital importancia, aplicarse el protector solar varias veces durante la exposición al sol.

Cuanto mayor es el nivel de FPS, más rayos UVB bloqueará. Aunque ningún protector solar es eficaz si no se aplica repetidamente.

Es importante saber que cuando la piel empieza a enrojercerse por el sol, es un efecto de los rayos UVB. Pero no seremos conscientes del daño que nos han podido provocar también los rayos UVA. El grado de protección frente a los rayos UVA lo determina el índice PPD.

Además de estos tipos de fotoprotección químicos, conviene mencionar otros tipos de fotoprotección:

  • Biológica: defensas que genera nuesto cuerpo frente al sol como es el bronceado, que comienza al activarse la producción de melanina.
  • Física: barreras físicas que utilizamos para protegernos del sol (ropa, gafas, sombrilla, etc).

¿Qué fotoprotector utilizar?

Para uso diario (con casi nula exposición solar) puede ser suficiente un protector FPS 15. Si se va a estar un tiempo prolongado al sol, debe utilizarse un protector solar de alto espectro que nos proporcione protección contra los rayos UVA y UVB.

Frecuencia de uso

El protector solar debe aplicarse media hora antes de la exposición al sol y debe volverse a aplicar la misma cantidad cada dos horas, después de meterse al agua o después de haber sudado.

Toda precaución es poca para prevenir una enfermedad que representa el 50% de los tumores que se diagnostican, al año, en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x