import_contacts

guinama

noticias

Conoce la fórmula de la crema regeneradora para proteger tu piel contra el frío

Ha llegado el frío, es una realidad. Y con él, los daños que sufre nuestra piel con la bajada de las temperaturas. Es necesario cuidarla para que no se resienta y que el frío y viento no causen estragos.

Hay pieles que sufren más los efectos del frío, como las pieles sensibles; también hay zonas de nuestro cuerpo, que por no llevar cubiertas, sufren más si cabe las consecuencias, como las manos y la cara. El frío causa vasoconstricción en los capilares de la piel - se contraen disminuyendo la irrigación-. Esto hace que lleguen menos nutrientes y oxigeno a las células de la epidermis, se retarda el ciclo de renovación celular y se acumulan células muertas en las capas externas de nuestra piel. Es por ello que luce apagada, tirante, seca y en ocasiones descamada.

Para lucir unas manos perfectas, también en invierno,  y luchar contra los estragos del frío, se hace necesario regenerar la piel de manera constante.

GUINAMA te propone elaborar una crema de manos, sencilla pero efectiva, para que tus clientes tengan unas manos hidratadas, cuidadas y bonitas. ¿Quieres conocer los componentes que lo hacen posible?

  • Glicerina: Nutre, repara y protege la piel seca y agrietada.
  • Dexpantenol: Calma la inflamación y alivia las molestias en la piel.
  • Vitamina E: Antioxidante que previene el envejecimiento cutáneo.

Fórmula para elaborar Crema Regeneradora

Hispagel 200 (glicerina)  50% / Agua 19,4% / Isopropilo palmitato 10% / Monoestearato de glicerilo AE 10% / Parafina líquida 5% / Eumulgin B2  3% / Fenetilcaprilil glicol 1% / Dimeticona copoliol  0,5% / Dexpantenol  0,5% / Carbopol ultrez (gelificante)  0,2% / Acetato de tocoferilo liquido 0,2% / Perfume 0,2% / Ajustar el pH a 5,5 con trietanolamina.

Descarga la fórmula aquí.

Modus operandi:

Para la elaboración de esta crema usaremos varios gelificantes y emulgentes, para darle una consistencia densa, pero que luego no quede untuosa en la piel y sea una textura agradable.

Disolvemos el dexpantenol en el agua, mediante agitación. Dispersamos el gelificante en el agua anterior y dejamos hinchar. Añadimos esta agua al hispagel y calentamos al baño maría a 60ºC. Añadimos los emulgentes, monoesterato de glicerilo, eumulgin B2 a la parafina líquida, el palmitato de isopropilo y la dimeticona, y ponemos a calentar. Cuando se haya fundido la fase grasa, y esté caliente la acuosa, mezclamos una sobre la otra agitando para formar la emulsión. Cuando la crema haya empezado a enfriar, añadimos el conservante, la vitamina E y el perfume. En último lugar, medimos el pH y lo ajustamos con trietanolamina. En este último paso, la crema ganará cierta consistencia.

Cuando el producto está acabado lo envasamos en un tubo de plástico. El envase idóneo para protegerlo y para su fácil aplicación.

Se puede añadir algún aceite a la fase grasa, como argán, rosa mosqueta,  almendras dulces u oliva para darle nuestro propio toque -descontándolo eso sí del total de palmitato de isopropilo-

El resultado es una crema de manos concentrada, de rápida absorción muy nutritiva y que mantendrá las manos bonitas, suaves e hidratadas.

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x