import_contacts

guinama

noticias

Los 10 mejores aceites vegetales para la piel y el cabello

Los aceites vegetales aportan numerosos beneficios para la piel y el cabello. En este post hablamos de los 10 mejores aceites con propiedades cosméticas muy interesantes.

1. Aceite de Germen de Trigo

Antioxidante para pieles desvitalizadas y secas

Este aceite se extrae prensando en frío el germen de trigo. Su alto contenido en ácidos grasos y Vitamina E, le aporta propiedades antiarrugas y nutritivas. Especialmente indicado para pieles maduras y muy castigadas. Además previene la formación de estrías y problemas de la piel como la dermatitis. Para uso capilar, es eficaz contra la caspa.

2. Aceite de Almendras Dulces

Nutre y repara

El aceite de almendras dulces posee propiedades nutritivas, antiinflamatorias y emolientes, por lo que es un buen aceite para el tratamiento de pieles secas o castigadas, así como para tratar heridas, inflamación de la piel o alergias cutáneas. Se absorbe muy rápidamente.

3. Aceite de Argán

Excelente antioxidante para la piel

Su elevado contenido en tocoferoles, especialmente de Vitamina E, lo convierten entre los más efectivos antioxidantes. Es ideal para pieles maduras como tratamiento antienvejecimiento. Además aporta beneficios para las uñas, evita su rotura y las fortalece, y para el cabello, hidratándolo y fortaleciéndolo.

4. Aceite de coco

Poderoso hidratante para piel y cabello

El aceite de coco posee un gran poder hidratante, útil para el cuerpo y el rostro. Especialmente, para aquellas pieles secas que necesitan recuperar el nivel de agua de las células. Alta capacidad de eliminar las células muertas, por lo que también lo hace perfecto para la exfoliación. Posee propiedades calmantes,  por lo que es recomendado para tratar las quemaduras, los tatuajes e incluso los pies cansados.

5. Aceite de Rosa Mosqueta

Repara y regenera la piel

Es de los más utilizados en cosmética por su poder regenerador. Es recomendado para aplicar en quemaduras, cicatrices o estrías ya que gracias a los ácidos grasos que contiene, mejora la permeabilidad, flexibilidad y reparación de la piel.

6. Aceite de Caléndula

Antiinflamatorio y calmante

Se recomienda su empleo en pieles infantiles, delicadas y con problemas, por sus propiedades calmantes. Se utiliza para tratar todo tipo de dermatitis, eccemas, psoriasis, quemaduras, irritaciones alérgicas, picaduras y varices o venitas rotas.

7. Aceite de Jojoba

Equilibra la producción de sebo

Hidrata y nutre tanto la piel como el cabello en profundidad, siendo un excelente emoliente que penetra hasta las capas más internas de la dermis. Su potente acción hidratante se debe a su alta concentración de ceramidas, unas sustancias que promueven la profunda hidratación de la piel.  Posee acción antiséptica y astringente, pudiendo ser utilizado en cualquier tipo de piel, especialmente las grasas. Es utilizado para disminuir el riesgo de manchas, cicatrices y otras imperfecciones cutáneas como el acné.

8. Aceite de Onagra

Desequilibrios hormonales

Este aceite es muy especial, ya que se suele consumir en perlas por sus propiedades internas. Este aceite se asocia al consumo de la mujer porque es beneficioso para tratar el síndrome premenstrual,  ya que es muy rico en ácido gamma-linoleico, que eleva los niveles de prostaglandina del organismo, una hormona con efectos antiinflamatorios. Además, se utiliza para la infertilidad (producida por problemas en trompas de falopio) y quistes ováricos, para la endometriosis y para aliviar los síntomas de la menopausia.

9. Aceite de Ricino

Piel seca o muy seca

Sus múltiples propiedades se deben a la cantidad de ácidos grasos, como el ácido ricinoleico, un ácido graso insaturado, antiinflamatorio y antibacteriano. Este aceite es altamente nutritivo, por ello se utiliza para el tratamiento de pieles y labios secos o muy secos, talones agrietados, callos en los pies, quemaduras a causa del sol y uñas quebradizas.

10. Manteca de Karité

Piel seca o irritada

Proporciona alivio a las pieles que han sufrido exceso de sol, ayuda a cicatrizar y calma irritaciones. La peculiaridad del aceite de karité es que es sólido a temperatura ambiente, pero se funde con el calor corporal dejando una sensación muy agradable. Es muy apreciada en la elaboración de bálsamos, debido a su elevada acción emoliente y lubricante, siendo un ingrediente muy adecuado en la elaboración de productos para pieles secas y muy secas.

Deja un comentario
  • *
    *
  • *
back to top
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x